26 jul. 2017

Reseña: Mo fàil de Mercedes Gallego

Seguimos avanzando el verano y las reseñas. Hoy Mo Fàil de Mercedes Gallego, estupenda escritora y persona con al que he tenido el placer de coincidir en varios eventos de novela romántica.
 
 
 
 
 
Título: Mo Fàil
Autora: Mercedes Gallego
Editorial: Harlequín HQÑ
Año: 2017
Género: Contemporánea
Sinopsis:
Te seguiría dondequiera que fueras, mo fàil, mi destino.
Brenda Banner tuvo dos retos claros desde su adolescencia: convertirse en una reputada chef y conseguir el amor de James MacDougall. El primero lo verá cumplido gracias a su tesón y al apoyo de Dylan, tío de James. Al segundo renunciará voluntariamente en aras de la tranquilidad familiar. Su madre, cocinera en la residencia del clan MacDougall, se opone con tenacidad a una relación que solo puede hacer daño a Brenda ya que, en su estrechez de miras, “un futuro duque no se casará jamás con la hija de una sirvienta”.
James, perseverante y seguro de sus sentimientos, se aleja de la mujer que considera el amor de su vida, esperando que madure y comprenda que no se puede luchar contra el destino. Sin embargo, cuando diez años después regresa para asentarse en Escocia, lo hace prometido a una millonaria americana, April Dillon.
Brenda, sacudida por imprevistos acontecimientos, se encontrará combatiendo contra los sentimientos que James le provoca mientras se forja una vida nueva y decide si merece la pena luchar por sus sueños.
 
Reseña:
Brenda y James se pasan los años enamorados pero los prejuicios impiden que dicho enamoramiento tenga un fin. Por un lado Brenda, hija de la cocinera del clan McDougall, siempre le ha inculcado a su hija que no puede aspirar a casarse con James, el heredero de todos los bienes del clan. No encontramos pues ante una versión moderna del cuento de la Cenicienta. La protagonista, que no pertenece a la aristocracia escocesa, está enamorada de James, pero las ideas de su madre sobre que un duque nunca se fijará en la hija de una sirvienta hacen que ella rechace a James. Esta idea marca el desarrollo de la trama. Este sería el planteamiento inicial de la trama. Para tratar de olvidarlo se marcha a París para convertirse en una reputada chef. Allí tendrá sus aventuras en un intento por olvidar a James, pero el destino no parece estar de acuerdo.
Por su parte, James no solo no ha olvidado a Brenda sino que está convencido que acabarán juntos. La considera el amor de su vida y espera que ella lo entienda y deja de pensar que entre ellos dos no puede haber un futuro, juntos.
El regreso de Brenda a Escocia diez años después de su marcha precipitará los acontecimientos y planteará algún que otro misterio, que la autora sabe resolver con ingenio.
 Una vez terminada la lectura de Mo Fàil me decía a mí mismo que en verdad merece la pena luchar por lo que queremos y sentimos, y no dejarnos arrastrar por prejuicios e imposibles. Tal vez el hecho de que Brenda se obceque tanto con las ideas de su madre le hacen perder un tiempo precioso en compañía de James. Por otra parte queda claro que no se puede luchar contra el destino, y que cuando los protagonistas parecen burlarlo, en realidad están cogiendo atajos para volver a este. Por ejemplo, Brenda se marcha a París para convertirse en una prestigiosa chef, y para olvidar a James. Pero es su categoría como reconocida chef la que la devuelve al origen de todo. A Escocia y al seno de la familia McDougall donde volverá a encontrarse con James. Al mismo tiempo Brenda sabe que por mucho que luche contra sus sentimientos por James, tiene las de perder. Y le costará reconocerlo y entregarse por completo dejando a un lado sus prejuicios acerca de la categoría social de James.
Con una prosa fluida y rica en matices sobre Escocia, (hay multitud de guiños a este país que me han hecho recordar mis años de doctorado), Mercedes construye una historia romántica donde arriesgarse es lo que vale, y en la que no cuenta luchar contra el destino si este ya está escrito para Brenda y James. No hay que buscarle explicaciones racionales a por qué se han enamorado siendo unos chiquillos, perteneciendo a diferentes clases sociales. La autora demuestra que en los sentimientos el que manda es el corazón y no la cabeza, como le sucede a Brenda.
No quiero pasar por alto mencionar a los personajes secundarios que rodean a la pareja y que ofrecen el contrapunto idóneo. Con sus idas y venidas, sus consejos y sus críticas. Todos ellos ven lo que hay entre Brenda y James y se hacen la misma pregunta que el lector, ¿por qué lo hacen todo tan complicado? Tal vez para que el final sea más ansiado y se disfrute más y mejor. Sin duda que merece la pena luchar por los sueños de uno, y perseguir el destino y no tratar de esquivarlo.
 

1 comentario:

  1. Gracias por leerme y reseñar , Enrique. Un pacer, como siempre. Y ya sabes que te deseo lo mejor, que como tú bien dices, merece la pena luchar por los sueños, y por mucho que nos pongan trabas, está escrito que se cumplirá. Un abrazo.

    ResponderEliminar