28 jul. 2017

Reseña: El fiordo de la Quimera de Antonio Sanz

Cerramos semana con una nueva reseña. En este caso de mi compañero en Selección RNR, Toni.


 
Título: El fiordo de la Quimera
Autor: Antonio Sanz Oliva
Editorial: Ediciones B
AÑO: 2017
Categoría: Suspense
Sinopsis:
Tras el asesinato de su apuesto marido en extrañas circunstancias, Aurora se da cuenta de que la persona con la que había estado casada no era quien decía ser. Con el fin de averiguar quién era en realidad, inicia un periplo que le llevará hasta el pequeño pueblo donde nació su esposo.
Con la ayuda del inspector de policía, Adolfo Quiroga, y haciéndose pasar por escritora, alquilará una casa en Tremore. Allí se topará con un escollo insalvable: un terrible secreto que tiene que ver con un pequeño fiordo solamente accesible por mar, donde se encuentra la gruta de la Quimera, a la que nadie quiere que se acerque.
Aurora luchará contra los obstáculos que encuentre a cada paso con el fin de descubrir el misterio, y además tratará de resistirse con ahínco a lo que es, sin ninguna duda, el comienzo de un nuevo amor.
 
Reseña:
 
 Una vez más el autor vuelve a sumergirnos en una historia trepidante de misterio, en la que la codicia rige el desino de los personajes. La narración arranca en el tiempo actual en el que encontramos a la protagonista, Aurora, en un pequeño pueblo de la costa italiana. No sabemos qué es lo que la ha llevado allí, hasta que la narración se remonta al pasado y vamos teniendo constancia de lo sucedido. Al mismo tiempo, en esa narración en tiempo actual van sucediéndose una serie de acontecimientos, que guardan relación con el pasado de Aurora y que sirven de pistas al lector para irse formando su propio puzzle de misterio. Llegamos a saber que todo gira en torno al misterioso asesinato del marido de Aurora. Pero a medida que las investigaciones avanzan, la trama se enreda más y más. Surgen nuevos datos, pistas y personajes que aportan o bien luz o bien oscuridad al particular juego de detectives, al que el autor somete al lector. Llega un momento en el que uno no sabe quién es el malo, aunque se intuye, pero no por eso la narración deja de perder interés. Porque el pulso narrativo sostiene al lector en vilo pro saber qué misterios encierra la muerte del marido de Aurora.
Descubrimos que este se ocultaba de alguien por algún motivo. Que había adoptado ciertas precauciones para que no dieran con él, pero que al final no le sirvieron de nada. La investigación para resolver el crimen se realiza en dos frentes: España e Italia. El comisario Quiroga y la propia Aurora en Tremore sin ser consciente tal vez del peligro que le acecha. ¿Qué misterios encierra ese pequeño pueblo? ¿Por qué sus gentes no se muestran muy comunicativas con ella cuando inicia sus pesquisas?
Pero hay varios elementos que trastocan los planes iniciales de Aurora y uno de ellos será conocer a Francesco. Desde ese momento se produce un punto de inflexión en la narración porque el romance centra la atención del lector, dejando en un segundo plano la investigación. No obstante, hay un poso de recelo en ella al respecto de Francesco. Una sospecha velada por lo que siente por él. Sin embargo ciertas preguntas acerca de su esposo la harán dudar.
El otro aspecto a destacar es la leyenda mitológica de la Quimera, de la cual conocía por una excepcional novela, que recomiendo leer para saber más de este tema, escrita por  Valerio Massimo Manfredi, que leí hace años y cuyo título es Quimaira. El tema de la leyenda mitológica sirve al autor para plantear el verdadero asunto de la novela, pero que no voy a contaros.
 
La narración es ágil y fluida, con excepcionales descripciones paisajísticas. El suspense envuelve al lector de una manera que resulta difícil dejar la narración porque temes que en la siguiente página suceda algo trascendental, y no quieres esperar a saberlo. Una dosis de suspense salpicado con un romance muy bien llevado y que resulta adecuado a lo que es la novela. Aurora conocerá el motivo por el que acabaron con su marido, pero también descubrirá el secreto de Tremore.
 
Pero cuando todo parece resuelto, llegamos a la parte final donde el autor nos reserva alguna que otra sorpresa. Una caja húngara con el dibujo de la Quimera.
 
Antonio vuelve a lograr captar toda la atención del lector con esta nueva historia de intrigas, codicia, falta de confianza pero en el que hay un pequeño hueco para el romance.


No hay comentarios:

Publicar un comentario